Saltear al contenido principal

Ante el ignominioso manejo por el régimen del sistema educativo

COMUNICADO

Ante el ignominioso manejo por el régimen del sistema educativo

Los países que han decidido asumir responsablemente la educación como base para su desarrollo han logrado en un tiempo relativamente corto, ponerse a la vanguardia de quienes muestran mayores niveles de bienestar de su población. Hoy en Venezuela asistimos con doloroso asombro al deterioro ignominioso de todo su sistema educativo, cuya saña se observa con mayor virulencia no solo en la educación superior y sus instituciones universitarias, sino también en la educación técnica, educación media, educación básica, y demás, acabando con la autonomía que tanto ha costado defender.

La tecnología, aliada de la educación, le permite captar el conocimiento, adaptarlo, transformarlo y distribuirlo, requiere de grandes inversiones, suficientes para la adquisición de equipos y su actualización, la construcción y el mantenimiento de infraestructuras adecuadas, y la formación y preparación del recurso académico necesario, para garantizar una educación de calidad, concepto éste en el que confluyen demasiados elementos y factores que es necesario tomar en consideración. Para ello se requiere la asistencia presupuestaria y financiera del Estado de manera oportuna.

En el proceso transformador de la educación, el engranaje de todo el cuerpo teórico y filosófico es importante para su entendimiento creador y la comprensión de los cambios del complejo mundo moderno. Venezuela demanda la recomposición y el fortalecimiento de sus instituciones educativas para superar los obstáculos de su desarrollo, así como para lograr la sincronización con los avances científicos y tecnológicos en el mundo. No es la eliminación fácil, antojadiza y simplista de burócratas corruptos, de organizaciones, carreras, profesiones o cursos; se trata de una visión de progreso ya que las instituciones educativas se encuentran frente a una verdadera revolución, la revolución de la inteligencia y la creación de una riqueza profunda y continuada en las que predomina el conocimiento y la ética, porque el avance axiológico de la humanidad no se detiene.

En VenAmérica creemos con optimismo que es posible acelerar el paso para incorporarnos de manera positiva y decidida en el tren de las urgentes transformaciones que el mundo, y no un régimen corrupto y atrasado, nos impone. Por eso justificamos nuestro aporte por un cambio de rumbo en Venezuela donde los más competentes sean los principales agentes conductores de dicho cambio para garantizar el desarrollo del país, en paz, con justicia y con certeza de que un mundo mejor es posible.

La mayor riqueza de una nación es su educación. Mientras más se reparte más crece.

Equipo de Educación y Cultura
Neuro Villalobos, Coordinador; Gonzalo Aguerrevere; Héctor Riquezes; Lileana Ponce y Marisol Angarita

Marzo 8, 2021


oooooooPresidente

Volver arriba