Saltear al contenido principal

Ante la crítica situación del país: Rendirse nunca, anuncia la sociedad civil venezolana

Ante La Crítica Situación Del País: Rendirse Nunca, Anuncia La Sociedad Civil Venezolana

Organizaciones de la sociedad civil venezolana en las Américas y en Europa convocan “al país nacional a un acuerdo que nos permita organización, acciones y conducción coordinadas para alcanzar el urgente y necesario cambio político del país, su reinstitucionalización y progreso”, declara Paciano Padrón, presidente de VenAmérica, una de las 30 organizaciones que suscribieron un manifiesto este 25 de noviembre.

En el documento, explica el presidente de VenAmérica, que para lograr ese acuerdo debemos tomar en cuenta nuestra historia reciente y aplicar las medidas correctivas necesarias. Urge, como lo ha alertado recientemente la Conferencia Episcopal Venezolana, “elaborar un nosotros social inclusivo que favorezca el desarrollo integral de la nación”.

Hacia la recuperación de la democracia

La destrucción del país ocurrida durante los últimos 20 años, agrega Padrón, ha suprimido la democracia, ha desmantelado sus instituciones y el aparato productivo, ha llevado a la población a una situación desesperada, a una crisis humanitaria y a la migración de ya casi siete millones de los nuestros. Para revertir esto es urgente la recuperación de la democracia y la ejecución de un plan de salvación nacional.

El objetivo de libertad y democracia no se ha logrado, por una parte, por la conducta oprobiosa de un régimen que se apoya en el narcotráfico y en la entrega de soberanía a fuerzas externas como Cuba, Rusia, China, Irán y las FARC, y por la otra, por los errores de estrategia, acción y omisión cometidos por nosotros desde la alternativa democrática, particularmente por el sector político. Las luchas internas entre los partidos que conforman la dirección política colegiada de la oposición democrática y la falta de unión coherente derivada, es causa importante de la crítica situación en la que nos encontramos. A esto se une la tradicional acción distractora de agentes políticos individuales con agenda propia.

Elecciones del 21 de noviembre

Al referirse a las recientes elecciones regionales, indica Paciano Padrón que en el manifiesto se destaca la indignación que esta farsa comicial ha producido en la ciudadanía, lo que se ve reflejado en el resultado del pasado 21 de noviembre. Aún dando por buenas las manipuladas y abultadas cifras del CNE, triunfó la abstención rebelde con un 60 % de ausencia, el régimen no se logró lavar la cara y el liderazgo político opositor fue electoralmente castigado. Del total de votos escrutados, el 32 % sufragó por el régimen y el 68 % lo hizo por diversos candidatos de la oposición; pero hay más, ese 32 % solo representa el 15 % del total general de los electores, luego el 85 % de los venezolanos rechazamos la dictadura criminal de Maduro, según las cifras emanadas del mismo fraudulento CNE; el rechazo real es aún mayor.

Rendirse no es la opción

Para las 30 organizaciones firmantes, “podemos decir que Venezuela está huérfana de un liderazgo político legítimo. Por un lado, un usurpador en el poder que no cuenta ni con el 15% de respaldo y por el otro, una dirección opositora dividida y un gobierno interino constitucional sustentado fundamentalmente en el reconocimiento internacional.

A pesar de esta situación, rendirse no es la opción. Proponemos a la sociedad venezolana, en toda su dimensión, pasar la página sin complejos ni frustraciones, con entereza; deponer actitudes para confluir, viendo hacia el frente sin olvidar.”

Acuerdos

En el manifiesto solicitan al mundo político democrático “reformular las relaciones para la acción conjunta, esta vez, oyendo y abriendo la participación a los ciudadanos y a la sociedad civil organizada, tanto en Venezuela como en el exterior”. En este sentido hemos acordado, explica Padrón, lo siguiente:

Primero: Exigir a la Asamblea Nacional, electa en el 2015, asumir a plenitud y con responsabilidad su rol, claramente establecido en la Constitución, como órgano legislativo, de control y representación popular, dedicándose, a través de sus Comisiones, a fundamentar las condiciones que permitan, con legalidad y solvencia, afrontar la crisis.

Segundo: Solicitar a la Asamblea Nacional modifique el Estatuto de Transición y establezca, con transparencia: 1) La función ejecutiva de la presidencia interina, para que el presidente Juan Guaidó quede liberado de la tutela de los grupos parlamentarios y partidos políticos; 2) Claras y rígidas funciones de control sobre la administración.

Tercero: Demandar al presidente interino designar en plazo perentorio el Consejo Político al que se refiere el artículo 19 del Estatuto que regula la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, de fecha 26 de diciembre de 2020; encomendar al Consejo Político elaborar un Plan de Emergencia Nacional que permita reconstruir la esperanza, sustentado en ideas de futuro y que atienda en el corto y mediano plazo las más urgentes necesidades de la población, contando con el aporte de la sociedad civil y de distinguidos venezolanos, especialistas en diferentes disciplinas; para ello deberá solicitar la cooperación y apoyo de la Iglesia y de la Universidad.

Cuarto: Reorganizar las fuerzas democráticas de oposición al régimen, alrededor de una dirección de unidad, con participación amplia y plural de los diversos sectores del país, incluyendo la diáspora. Siguiendo la voz de los obispos venezolanos en su más reciente comunicado, “Necesitamos nuevos liderazgos más cercanos a la gente y a la realidad de cada comunidad…”.

Quinto: Trazar una estrategia política que agilice la salida constitucional del régimen, a través del referéndum revocatorio que deberá efectuarse el próximo año 2022, con condiciones aceptables de transparencia y veeduría internacional, que genere confianza en el voto como vía para la solución de la crisis.

Sexto: Formular un plan colaborativo de comunicación para informar, motivar y movilizar la opinión pública en torno a los escenarios, propuestas, protagonistas y participación ciudadana.

El documento concluye, expresa Padrón, en que unidos debemos reemplazar el pesimismo por el optimismo y la oscuridad por la luz de la esperanza. Unidos vamos a elegir nuestro futuro, en un estado de derecho justo y ético, en beneficio del bien común. Rendirse, nunca, Venezuela nos exige que la lucha siga.

Organizaciones firmantes

En Bogotá, Caracas, Cúcuta, Doral Fl, Dunquerque (Francia), Guatemala, Lisboa, Madrid, Mérida, Miami, Miramar Fl, New York, Orlando, Phoenix, San José (Costa Rica), San Juan (Puerto Rico), Santiago (Chile), Sevilla, Valencia (España), Washington, a los veinticinco días del mes de noviembre de dos mil veintiuno.

Volver arriba