Saltear al contenido principal

Carta a Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela

Doral, 26 de enero de 2021

Ciudadano Diputado
JUAN GUAIDÓ
Presidente Encargado de la República
Caracas.

Reciba un cordial saludo, en nombre de VenAmérica, organización no gubernamental debidamente registrada en los Estados Unidos e integrante de la sociedad civil venezolana, en oportunidad de reiterarle, una vez más, nuestro respaldo en su condición de Presidente Encargado de la República, solidarios con el esfuerzo en esta hora aciaga de la patria.

Señor presidente, hace ya más de dos años, en diciembre de 2018, antes de que usted fuera electo Presidente de la Asamblea Nacional el 5 de enero de 2019, hicimos público junto a 18 organizaciones de la sociedad civil radicadas en distintos países, el documento “Restablecer la democracia y recuperar Venezuela para la vida en libertad”, en el cual solicitamos a la Asamblea Nacional “Designar un Gobierno de Transición para la libertad, el desalojo de los usurpadores y el rescate de la soberanía nacional” así como la impostergable designación de “un Consejo Asesor, con integración amplia y plural, donde se vean representadas las diferentes organizaciones sociales, políticas, gremiales, culturales, religiosas, académicas, estudiantiles y de todos los órdenes de la vida nacional, así como de la diáspora, para disponer de su opinión, tanto para las acciones de emergencia como para las de políticas públicas”.

El pasado domingo 6 de diciembre el bullicioso silencio del pueblo ausente de los centros electorales fue un rechazo contundente al régimen de Nicolás Maduro. Acto seguido, la invitación a alzar la voz, en Consulta Popular, encontró oídos prestos. Nuevamente los venezolanos -una vez más por encima de sus líderes- se expresaron de manera libre, mayoritaria, clara y contundente. Estos acontecimientos imponen que el liderazgo nacional, que usted encabeza, escuche el mandato popular claramente expresado en la consulta realizada del 7 al 12 de diciembre de 2020, para lo cual es imprescindible la unidad de todos los factores democráticos de la sociedad, sin menoscabo de ninguna condición, como es indispensable en el proceso para salir de la dictadura y rescatar nuestra libertad, convocar la sociedad civil para aprovechar toda su potencialidad en esta difícil etapa, dando así cumplimiento al principio de “la corresponsabilidad entre el Estado y la sociedad civil”, establecido en el artículo 326 de nuestra Constitución.

Señor Presidente, permítanos insistirle como líder designado de la oposición, la ineludible tarea del liderazgo democrático que comienza por el reencontrarse, lo que implica reunirse y reconocerse en sus propósitos y particularidades, encuentros y desencuentros, analizar y discutir fraternalmente estrategias y tácticas, para tener la fortaleza de poder hablar con una sola voz y enfrentar con objetivos claros el escurridizo y nocivo régimen de Maduro y su banda, que solo desaparecerá cuando seamos capaces de actuar todos juntos, unidos en una sola dirección. Es esta unidad de propósito y acción la que nos aproximará a las exigencias y respaldo solidario de la comunidad internacional, cuyo acompañamiento es hoy forzoso para rescatar nuestra democracia y acceder a elecciones libres y confiables.

Hace ya casi dos años, en febrero 2019, la Asamblea Nacional sancionó el “Estatuto que rige la transición a la democracia para restablecer la vigencia de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela”. La continuidad de los usurpadores en el poder y el agotamiento del término de cinco años de los diputados elegidos el 6 de diciembre de 2015, obligaron a introducir reformas indispensables en el Estatuto, ya que por razones de continuidad constitucional, en ausencia de nuevos diputados legítimamente elegidos, los anteriores deben permanecer en el ejercicio de sus funciones para la transición democrática, “el pleno restablecimiento del orden constitucional” y “el rescate de la soberanía popular a través de elecciones libres”.

Los cambios en el Estatuto para la transición determinan dos fases del proceso, una primera antes del cese de la usurpación, la cual debe ser ejecutada por usted en su condición de Presidente Encargado, a quien compete “la organización del nuevo gobierno provisorio” y el “Consejo Político”, cuyo Reglamento debe ser dictado por usted, antes del 5 de febrero. La segunda fase deberá cumplirse luego del cese de la usurpación, para lo cual será designado un Presidente Temporal, quien conformará un gobierno provisional hasta que el pueblo celebre elecciones libres.

Desde VenAmérica respetuosamente solicitamos a usted, como Presidente Encargado responsable de ejecutar el mandato del Estatuto, proceda a la incorporación de la sociedad civil organizada en el gobierno provisorio, para que, juntamente con el cuerpo de la Asamblea Nacional y la dirigencia política, contribuya en esta nueva etapa a resolver la grave crisis política, social y económica de Venezuela, consecuencia del régimen criminal. En el cumplimiento de estas atribuciones, también esperamos que el Parlamento cumpla su función de control, sin interferir en las funciones propias del Ejecutivo, tal como está claramente expresado en la reforma del Estatuto de Transición, y contemplado en las normas constitucionales.

Señor presidente, desde VenAmérica continuaremos promoviendo “la democracia y la defensa de los derechos humanos en Estados Unidos, en todo el Continente Americano y especialmente en Venezuela”, tal como reza nuestro Estatuto, y en tal sentido nos reiteramos a su disposición en procura de objetivos democráticos y humanitarios que contribuyan al bienestar ciudadano, a la paz y progreso de nuestra amada República.

Atentamente, por la Junta Directiva de VenAmérica, Gonzalo Aguerrevere, Eleana Canelón, Ana Mary Ramírez, Iván Ramos, Antonio Rivero, Guillermo Wolf, Alejandro Oropeza, Director Ejecutivo, y

Volver arriba