Saltear al contenido principal

La diáspora venezolana exige acción a la Cumbre de Lima

La Diáspora Venezolana Exige Acción A La Cumbre De Lima

Informó el ingeniero Luis Corona, Presidente de VenAmérica, con sede en el sur de Florida.

Venezolanos esparcidos por el mundo, en diáspora exponencialmente creciente, exigen a Presidentes y Jefes de Estado reunidos en Lima, en la VIII Cumbre de las Américas, decisiones concretas y contundes, más allá de la retórica y la condena.

Al agradecer a los países del Continente su creciente y activo interés por la tragedia venezolana, piden más acciones ante la inmensa crisis humanitaria, de gobernabilidad, violencia y desestabilización de las instituciones democráticas, de corrupción y violación de los Derechos Humanos que generación alguna de nuestra región haya conocido.

El documento enviado a los Jefes de Estado, explicó Luis Corona, inicialmente propuesto por VenAmérica, sumó la adhesión de numerosas organizaciones de venezolanos en la diáspora, de individualidades y de organizaciones de la sociedad civil de pueblos hermanos. Ponemos de relieve cómo “Países miembros de la Unión Europea y de nuestro Continente se han visto precisados, ante cúmulos de pruebas de delitos y crímenes, a sancionar a integrantes del gobierno venezolano. Solicitamos firmemente a todos los países de la VIII Cumbre de las Américas, a sumarse y ampliar las sanciones. Es de justicia, es una positiva contribución a la causa del pueblo venezolano”.

“Trabajamos por la constitución en Venezuela de un frente unido para su liberación; y en lo externo, en la puesta en marcha de una fuerza multinacional de liberación, que brinde el apoyo necesario para restablecer la normalidad institucional, enfrentar la grave crisis humanitaria, iniciar el camino para la reconstrucción del país que dejamos de ser, y asegurar la paz y estabilidad regional”.

Los recurrentes ante los presidentes y primeros ministros de los países de las Américas puntualizan que hoy Venezuela tiene un gobierno involucrado directamente en el tráfico de drogas, el lavado de dinero y el terrorismo internacional. Esto hay que detenerlo. La peligrosidad traspasa sus fronteras, desestabiliza las instituciones y los valores democráticos de todos los países de la región.

VER COMUNICADO (formato PDF)

Volver arriba