Saltear al contenido principal

Rechazamos cualquier intento de paralización de la investigación en la Corte Penal Internacional (CPI) de los crímenes de lesa humanidad de Nicolás Maduro y su régimen de facto

El Comité Internacional Contra la Impunidad en Venezuela (CICIVEN) dentro del marco de las negociaciones que adelantan en México el gobierno de facto de Nicolás Maduro y la Plataforma Unitaria, y ante el anuncio de que se pretende impulsar próximamente una reforma al sistema judicial venezolano,

CONSIDERANDO

Que la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela es el fundamento del ordenamiento jurídico, al cual están sujetos todos los órganos que ejercen el poder público, por lo que cualquier reforma judicial que se pretenda adelantar en Venezuela, debe efectuarla un poder legislativo independiente y autónomo, producto de elecciones libres y trasparentes, lo que significa que cualquier reforma judicial depende directamente de la soberanía popular.

CONSIDERANDO

Que en la Corte Penal Internacional, CPI, de la cual Venezuela es Estado Parte, cursan centenares de denuncias por crímenes de lesa humanidad contra Nicolas Maduro y miembros de su régimen dictatorial.

CONSIDERANDO

Que el problema fundamental de Venezuela es de carácter político y que bajo el modelo del “socialismo del siglo XXI” se ha deformado la recta administración de justicia, se han politizado los tribunales de la República, incluido el Tribunal Supremo de Justicia, controlando partidistamente todos los órganos públicos.

 

Ante la grave situación descrita, el Comité Internacional Contra la Impunidad en Venezuela (CICIVEN),

 

ACUERDA

PRIMERO: Rechazar de forma contundente cualquier reforma judicial al margen de la soberanía popular.

SEGUNDO: Exhortar a los miembros de la comunidad nacional e internacional a no utilizar temas de distracción ajenos a la grave crisis compleja que afecta a todos los venezolanos. La reinstitucionalización del Estado de Derecho y la recta administración de justicia pasan por respetar la soberanía popular y elegir una Asamblea Nacional que a su vez designe el Tribunal Supremo de Justicia y los demás órganos de administración de justicia.

TERCERO: Rechazar cualquier intento de paralización de la investigación que la Corte Penal Internacional debe decidir en un plazo razonable, sobre los crímenes de lesa humanidad en Venezuela, pues se debe respetar el derecho de las víctimas a una justicia oportuna y a las reparaciones e indemnización por los daños causados en las últimas décadas en Venezuela. Los derechos de las víctimas son innegociables y esos crímenes de lesa humanidad son imprescriptibles.

 

Que haya Justicia en la Haya!!!

Madrid, Miami y San Cristóbal, 16 de septiembre de 2021

 

William Cárdenas Rubio
Presidente

Paciano Padrón
Vicepresidente

Walter Márquez
Director General

Luis Corona
Director de Estrategia

Víctor Rodríguez Cedeño
Director Relaciones Internacionales

José Emilio Castellanos
Director Relaciones Institucionales

Wilfredo Castro
Director de Secretaría

Volver arriba