Saltear al contenido principal

El rescate de las Fuerzas Armadas de Venezuela

El Rescate De Las Fuerzas Armadas De Venezuela

Por VENAMÉRICA

Para el régimen, como para cualquier proyecto comunista, o aún más grave, como soporte del crimen organizado que se pretende instaurar en el mundo, era necesario contar con una Fuerza Armada genuflexa

Por ANTONIO RIVERO
Director Seguridad y Defensa VenAmérica

Un hecho institucional de marcada trascendencia histórica ha sobrevenido por largos años en el seno de la institución militar, el tiempo de los ascensos militares y cambios de comando desde el más alto nivel jerárquico hasta la más baja jerarquía y estatus de mando en la Fuerza Armada Nacional. Este evento ha sido pauta de titulares de la prensa, desde nuestra era democrática hasta ahora, cuando nuestra república se ve afectada por la violación permanente de la constitucionalidad, por un régimen gubernamental que ha secuestrado al país nacional durante tres periodos presidenciales y un cuarto, con la absoluta y descarada usurpación. Períodos dentro de los cuales se gestó, desde su inicio, por parte del difunto traidor, el sometimiento de la Institución militar, para hacerla sostén de su proyecto castrocomunista, con total viso de hegemonía y perpetuidad del poder y el propósito de imponer un sistema totalitario.

Hoy nos encontramos ante la instauración de un régimen, sin posibilidad alguna de alternabilidad democrática, donde la FAN ya no es garante de la Constitución, del resguardo y defensa de la soberanía, de la garantía de protección y seguridad de la población, sino que se auto define como “socialista y anti-imperialista”, en resguardo y sostén de un proyecto perverso, segregacionista, sectario y excluyente que ha sido aplicado, eliminando así su valor institucional de principios y valores, que fuera garantía de la república, durante nuestra era democrática.

Para el régimen, como para cualquier proyecto comunista, o aún más grave, como soporte del crimen organizado que se pretende instaurar en el mundo, era necesario contar con una Fuerza Armada genuflexa y partícipe de la ideología que la identificará, con total parcialidad “ideológica y política”. Con este objetivo, desde que Chávez fue infiltrado en la FAN junto a otros jóvenes bachilleres ideologizados, a finales de los años 60 y principio de los 70, el proyecto originario de la antigua Unión Soviética y a través del lacayo régimen comunista de Fidel Castro, comenzó el proceso interno de instauración de las células izquierdistas en la FAN, que 20 años después se dispondrían a la toma del poder por la vía militar de un golpe de estado, motorizado desde el foro de Sao Paulo.

Desde allí y al inicio de su mandato, Chávez comenzó a fraguar su dominio y transformación militar hacia el modelo castrocomunista, contrario a los principios y valores de hombres y mujeres uniformados que dieron muestra clara de oponerse a sus pretensiones hegemónicas y totalitarias, pero a la vez ganando una falsa lealtad de otros grupos hacia su persona, por encima del deber constitucional y del juramento militar, a través de privilegios de diversas naturalezas que terminaron con la destrucción de esos valores institucionales y morales, transformando a una gran cantidad de profesionales en una casta militar de mercenarios.

Es así como hoy en día, cargos y ascensos militares fueron trastocados de los méritos profesionales a las lealtades políticas, corruptas, represivas, entreguistas a fuerzas armadas extranjeras, fundamentalmente las castristas y rusas, hasta defenestrar el valor moral y ético para aspirar a un ascenso militar, contrapuesto con el deber ser de su meritocracia, destreza y fidelidad a los principios patrios, para ejercer con pundonor el servicio que la nación y la constitución ordena.

Desde VenAmérica hemos planteado al presidente Guaidó un cambio radical, en lo que hoy son y representan las Fuerzas Armadas, con propuestas que han sido sometidas a consideración de quienes estructuran el Plan País, para el rescate de la república.

www.diariolasamericas.com 16 de julio de 2019

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba