Saltear al contenido principal

El TIAR, Acción Militar, Barbados y el Informe Bachelet

El TIAR, Acción Militar, Barbados Y El Informe Bachelet

Twitter: @padronpaciano

Bajo este nombre, “El TIAR, acción militar, Barbados y el Informe Bachelet, una visión internacional”, VenAmérica ha convocado un coloquio que efectuaremos en Miami-Doral este jueves 8 de agosto, a partir de las 6:00 p.m. (8353 NW 36 Street), con el fin de analizar cómo se nos ve hoy en el mundo, partiendo de esos cuatro elementos, al cual seguramente se sumarán hechos acontecidos más recientemente, como es el caso del embargo económico total sobre Venezuela, decretado esta misma semana por el Presidente Trump, consecuencia, como bien dijo el Presidente Guaidó “de la soberbia de una usurpación inviable e indolente. Quienes la sostienen, beneficiándose del  hambre y del dolor de los venezolanos, deben saber que tiene consecuencia”.

En el coloquio han de participar como ponentes tres de los asesores internacionales de VenAmérica, todos abogados e internacionalistas de amplia experiencia en el manejo de la diplomacia, los embajadores Milos Alcalay y Juan José Monsant, y el profesor Adolfo Salgueiro. Por supuesto que el coloquio es para hablar y escucharnos todos, llenarnos de los aportes de los participantes.

El TIAR, esperado por unos ansiosamente, y temidos por otros, sin duda alguna fortalece la acción de cambio y debilita a la ya bien aislada y solitaria posición del régimen criminal en el concierto de naciones. Ese aislamiento se puso de manifiesto muy recientemente en la pobre y poco calificada reunión del Foro de Sao Paulo realizada en Caracas, con el fin de darle aliento al régimen moribundo, aliento que no llegó, porque estuvieron ausentes los jefes y exjefes de Estado, salvo el usurpador y el Presidente de Cuba no se vieron líderes continentales del socialismo; se escondieron las cabezas de los partidos y de las organizaciones de la sociedad civil, porque no quisieron retratarse con Maduro, que es una raya, una mancha en el historial de quien quiera presentarse en el Continente como líder de los derechos humanos. El Informe de Michelle Bachelet, fundadora del Foro de Sao Paulo, actuando como Alto Comisionado de Naciones Unidas, es un noble golpe para Maduro y sus secuaces, ha dejado desnudo al régimen que agoniza, ha retratado la tortura, el enjuiciamiento extrajudicial y los asesinatos que lo caracterizan.

Tener la opción del TIAR a la mano, no elimina alguna otra acción militar que pueda tomarse a nivel internacional y con cooperación de soldados venezolanos, de los que están en el país y de los que están afuera. Entre los hechos más dramáticos del gobierno vende patria de Nicolás Maduro está haber cedido territorio y soberanía venezolana a invasores extranjeros. Ya el ELN de Colombia está presente en 17 Estados de Venezuela, la guerrilla colombiana tiene posesiones territoriales de nuestro país en las que -como hemos dicho otras veces- no pisa el soldado venezolano; otro tanto posee el narcotráfico internacional que ejerce soberanía en áreas que le han sido reservadas para su criminal negocio, mientras el terrorismo mundial tiene también sus espacios, como los tienen los soldados y oficiales cubanos e iraníes. Esto sin sumar los paramilitares de los llamados colectivos armados. A estas fuerzas equipadas con armamentos bélicos, no podemos enfrentarlas solo con gritos en la calle; necesaria es la ayuda militar internacional para Venezuela, y también para preservar la paz y la seguridad continental.

Hablar de Barbados es referirnos a la mesa de negociación a la cual nos están obligando a sentarnos los países amigos de Venezuela, los de América y Europa, quienes insisten en que deben negociar los equipos de Maduro y Guaidó para encontrar una salida concertada, con desenlace electoral. La idea no sería mala si el equipo negociante de Maduro visualizara ciertamente una salida pacífica, pero no es así. En consecuencia, al obligarnos a sentarnos a esa mesa, estamos regalándole tiempo a la dictadura, ofreciéndole un respiro a la presión internacional para su salida. Estamos obligados a forzar la finalización de esa negociación, que ojalá tuviera salida electoral, pero lo más probable es que quedemos con las manos vacías. Cerremos ya esa mesa y empujemos con fuerza la otra salida, la que Europa y América no quieren ver, o desearían no ver, pero que es la salida, con la ayuda militar.

PACIANO PADRÓN
Teléfono: (0212) 482-4569
E-Mail: pacianopadron@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba