Saltear al contenido principal

Elecciones fraudulentas: el acorralamiento de la soberanía popular

VenAmérica, ante la intervención inconstitucional de los partidos políticos, llama a defender el derecho a votar y a emprender acciones de deslegitimación de las elecciones fraudulentas convocadas por el régimen.

Una vez más el régimen usurpador de Nicolás Maduro da un fuerte golpe a la democracia, al intervenir otro partido político, en esta oportunidad a Voluntad Popular, con una sentencia inconstitucional y amañada del TSJ ilegitimo que suspende la directiva electa conforme a sus estatutos y  designa una directiva ad hoc, integrada por colaboracionistas al servicio del régimen.

La semana pasada las intervenciones de Acción Democrática y Primero Justicia se sumaron a las injerencias en Copei, Movimiento de Integridad Nacional, Patria Para Todos, Podemos y a la inhabilitación de la MUD, Mesa de la Unidad Democrática.  Correspondió ahora el turno al partido del presidente Juan Guaidó, quien ha sido  reconocido por 60 países del mundo como nuestro Jefe de Estado. La intensificación de la avanzada autoritaria contra los partidos pretende culminar la operación fraudulenta de convocar las elecciones parlamentarias para el 6 de diciembre, bajo condiciones inaceptables para los venezolanos y la comunidad internacional. La  intervención de los partidos y la decisión de colocar al frente de ellos a amigos del régimen o individuos comprados en una extensión de la Operación Alacrán, es un gravísimo atentado contra la Constitución y afecta instituciones fundamentales para la democracia.

Con todo lo grave e inaceptable que resulta la imposición de un CNE de forma inconstitucional, de rectores parcializados, de un Registro Electoral amañado, de un Ministro de la Defensa que anunció que no se permitiría ejercer el poder a la oposición democrática, y con un 25 % de los actuales diputados presos, asilados, refugiados en embajadas o perseguidos e inhabilitados, resulta aún más grave la intervención de los partidos, ya que ahora el 100% de los candidatos serán afectos al régimen, los que postule el PSUV y sus aliados del Polo Patriótico, por un lado, y los que postulen los partidos intervenidos, con directivas integradas por pseudo dirigentes comprados por el madurismo y la Operación Alacrán. Todo ello conforma un cuadro de cerco a la voluntad soberana del pueblo que es necesario enfrentar.

En VenAmérica llamamos a denunciar esta falsa electoral orquestada por el madurismo y sus aliados, y a no participar en elecciones cuyo único resultado sería el triunfo fraudulento de las fuerzas del régimen. Pero no nos detenemos allí y convocamos a actuar decisivamente para defender el voto y la realización de elecciones constitucionales. No estamos pidiendo simple abstención, que la gente se quede en su casa, sino una acción firme y sostenida de deslegitimación de las elecciones fraudulentas. Para ello estamos proponiendo un conjunto de acciones que incluyan la movilización de la diáspora, conjuntamente con las fuerzas de la resistencia democrática en Venezuela.

Nuestra invitación a las fuerzas de la resistencia es a la unidad en la acción, a la lucha por el absoluto desconocimiento de los resultados que se produzcan el 6 de diciembre y a la defensa del voto legal y constitucional. El mundo debe conocer los avances de la cubanización de Venezuela, donde el régimen pretende organizar consultas electorales amañadas, en las que no corre riesgo de perder, todos los candidatos postulados son impuestos y controlados.

Ratificamos nuestra solicitud a los países libres del mundo y a los organismos internacionales para que, desde ya, anuncien el desconocimiento de cualquier resultado de las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre y la continuación de la lucha por elecciones constitucionales.

Como lo dijimos desde VenAmérica el pasado 5 de Julio, Día de la Independencia de Venezuela, este régimen lo ha destruido todo menos nuestro profundo orgullo de ser venezolanos y nuestra disposición a seguir luchando hasta que cese la usurpación. Queremos votar, pero en elecciones libres y democráticas, supervisadas por la observación internacional, dirigidas por un CNE designado por la Asamblea Nacional y con partidos políticos libres. Debe quedar claro ante el mundo que la vocación del pueblo venezolano es democrática y libertaria, la vocación del régimen usurpador es autoritaria y pretende vestirse de institucionalidad a través de unas elecciones a todas luces inconstitucionales. Quien tenga ojos para ver, que vea, que observe el fraude del régimen y rechace junto con nosotros la arbitrariedad y la sin razón de pretender acorralar la soberanía popular.

Desde Doral, sur de La Florida, Estados Unidos, el viernes 10 de julio de 2020, la Junta Directiva de VenAmérica, Gonzalo Aguerrevere, Eleana Canelón, Horacio Medina, Ana Mary Ramírez, Iván Ramos, Antonio Rivero y Guillermo Wolf; Alejandro Oropeza, Director Ejecutivo, y

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba