Saltear al contenido principal

Malas noticias: falsas noticias

Los regímenes de Cuba y Venezuela disponen de equipos estructurados, bien montados y pagados, para crear y distribuir noticias falsas que favorecen sus pretensiones hegemónicas y dictatoriales 

Por VENAMÉRICA

Por LUIS CORONA Y PACIANO PADRÓN

Que haya noticias falsas es una mala noticia, y si esas noticias reñidas con la verdad son producto de organizaciones que sistemáticamente trabajan para desinformar, desorientar, generar confusión y desaliento, entonces la situación es más grave aún. Es eso lo que está ocurriendo en América Latina, tanto en los medios de comunicación social, como en los alternativos, en las redes. Los regímenes de Cuba y Venezuela disponen de equipos estructurados, bien montados y pagados, para crear y distribuir noticias falsas que favorecen sus pretensiones hegemónicas y dictatoriales en el continente.

Directores y coordinadores sectoriales de VenAmérica tuvimos el privilegio de estar presentes en el importante IV Diálogo Presidencial “Fake News ¿amenaza para la democracia?”, celebrado en Miami Dade College, organizado por la Cátedra Mezerhane y por IDEA, Iniciativa Democrática de España y Las Américas, que integran más de 30 expresidentes y jefes de gobierno de la Península Ibérica y de América Latina.

Escuchamos la opinión de ocho exjefes de Estado y de Gobierno, a Felipe González y José María Aznar, de España; a Laura Chinchilla y Miguel Ángel Rodríguez, de Costa Rica; a Oswaldo Hurtado y Hamil Mahuad, de Ecuador; a Jorge Tuto Quiroga, de Bolivia, y a Andrés Pastrana, de Colombia. Disfrutamos la exposición del profesor César Cansino, de la Universidad Autónoma de Puebla, sobre “Los medios de comunicación social, ¿nuevos articuladores del poder político?”, así como la exposición de Luis Almagro, Secretario General de la OEA, quien nos habló de las “Bases éticas del periodismo de redes en la globalización y en la fake news”.

La intervención de Almagro fue a distancia, por internet, ya que la agitación de estos días en América Latinale impidió estar presente. El tema de la agitación en el continente también fue motivo de análisis en el Diálogo Presidencial, ya que estamos obligados a pensar en acciones concretas, tal como lo hemos venido planteando desde VenAmérica, donde además de los análisis y reflexiones, hemos formulado propuestas para, en forma orgánica, preservar y fortalecer la democracia en el continente, en estos días objeto de los ataques del Foro de Sao Paulo.

Hoy las redes de medios digitalizados o virtuales son esenciales para quienes tienen en los seres humanos el objetivo de su actividad, ya sea esta comercial o profesional, o se trate de la actividad política. Para la gobernanza, las redes sociales son arma fundamental para llegar a la voluntad popular. Hoy, en buena medida, los políticos y por supuesto los gobernantes se convierten en comunicadores sociales, en periodistas de facto que ejercen cotidianamente la función de informar y crear opinión pública a favor de, o en contra de.

Los medios digitales o virtuales son un arma fabulosa que ha empoderado al ciudadano. Punto a favor. No obstante, constituyen un riesgo, por la posibilidad de transmitir informaciones no confirmadas, mal formuladas, de manera interesada y acomodaticia, siendo en definitiva una media verdad, que es tal vez la peor manera de mentir, porque se hace creíble.

Mayor desafío aún es frenar la fábrica de falsas noticias, que salen de los laboratorios de los regímenes dictatoriales, tendiendo a sembrar desaliento en la gente y, en muchos casos, desestabilizando los gobiernos democráticos y poniendo a pelear entre sí a los opositores de los regímenes del crimen organizado que funcionan en nuestrospaíses. Manos al desafío: frenemos la fábrica de falsas noticias y organicemos la defensa de la democracia continental. E-mail: presidencia@venamerica.org

Los autores son el presidente y el director de Venamérica, respectivamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba