Saltear al contenido principal

Respuesta a la propuesta de Conferencia Internacional sobre la Situación en Venezuela (México-Uruguay)

Respuesta A La Propuesta De Conferencia Internacional Sobre La Situación En Venezuela (México-Uruguay)

Caracas, 31 de enero de 2019.

Excelentísimos Señores.
Tabaré Ramón Vázquez Rosas, Presidente de la República Oriental del Uruguay.
Andrés Manuel López Obrador, Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

Su Despacho.-

Excelentísimos Señores Presidentes,

Reciban un cordial saludo en nombre del pueblo de Venezuela, las instituciones democráticas, la legítima y soberana Asamblea Nacional y la investidura que represento.

Sirva la presente misiva para hacer referencia a la propuesta enviada por sus gobiernos mediante carta de fecha 30 de enero de 2019, en la que invitan a una Conferencia Internacional sobre la Situación en Venezuela, con la presencia de quienes, en su concepto, han calificado como “países neutrales” ante la crisis que transita actualmente nuestra nación.

La responsabilidad que me fue encomendada en mi rol de Presidente de la Asamblea Nacional desde el 5 de enero de este año ha sido, desde el primer momento, la de hacer cumplir la Constitución de mi país. Para ello, hemos asumido la aplicación cabal de los artículos 233, 333 y 350 de nuestra Carta Magna, que define el proceder que debe aplicarse ante un escenario que no tiene precedentes en nuestra historia como lo es el de la usurpación del cargo de Presidente de la República tras un fraudulento proceso electoral.

Nuestro norte como máxima instancia de representación popular siempre ha sido el de resolver de una manera cívica, democrática, pacífica y constitucional este conflicto que ha sido tan doloroso para nuestra nación. Es por ello que hemos participado en procesos electorales, procesos de diálogo y negociaciones, todos teniendo el mismo resultado insatisfactorio. La dictadura de Nicolás Maduro no ha cambiado su postura: Se han burlado en la cara del pueblo venezolano, negando el ansiado cambio político que el pueblo venezolano ha buscado incesantemente.

Queremos expresarles con certeza y firmeza que las fuerzas democráticas, las instituciones legítimas, y mucho menos el pueblo de Venezuela será partícipe de conversaciones y negociaciones cuyo propósito sea mantener a violadores de Derechos Humanos en el poder por la vía del engaño, como ha quedado evidenciado suficientemente que pretendieron hacer en otras oportunidades. Ésta postura ha sido respaldada por la gran mayoría de las naciones del hemisferio.

Ratificamos que únicamente estaremos interesados en una negociación, cuando ésta sea la que acuerde definitivamente los términos del cese de la usurpación, que permitan el traspaso efectivo del poder a representantes legítimos del pueblo venezolano para iniciar un proceso de transición que culmine con la realización de elecciones libres, en las que se permita la participación de todas las fuerzas democráticas de manera justa y transparente.

De igual forma, queremos respetuosamente manifestarles nuestra disposición e invitación a que participen como colaboradores y facilitadores ante el régimen que hoy usurpa la Presidencia, de la exigencia que hemos impulsado con firmeza en todos los espacios: restituir el orden Constitucional para iniciar un gobierno de transición que nos lleve a celebrar elecciones verdaderamente libres. Cualquier otra cosa que se aleje de este marco de negociación, solo servirá para prolongar el sufrimiento de millones de venezolanos ante las consecuencias del accionar de un régimen que fracasó, y en su ocaso, pretende aferrarse al poder con acciones que agravarán la crisis económica, social, y política de Venezuela.

Desmond Tutu, Arzobispo Anglicano y Premio Nobel de la Paz, asertivamente indicaba «si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”. En este momento histórico que atraviesa nuestro país, ser neutral es estar del lado de un régimen que ha condenado a cientos de miles de seres humanos a la miseria, al hambre, al exilio, e incluso a la muerte. Es ponerse del lado de unos pocos que han secuestrado al poder para su beneficio propio, y que se han demostrado capaces de perseguir, torturar y hasta asesinar para mantener esos privilegios.

Por ello, acudimos a su conciencia y a sus valores democráticos y a sus valores humanos para que reflexionen y se coloquen del lado correcto de la historia, que no es otro que el de la Libertad, la Democracia, la Justicia, la Paz, la Justicia Social y el Bienestar y Progreso para todos

Muy cordialmente,
Por la Asamblea Nacional y designado para actuar por el ejecutivo cumpliendo el artículo 233

Juan Guaidó
Presidente de la Asamblea Nacional
Presidente (E) de la República Bolivariana de Venezuela

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba